Rivera, M. A., Mumcuoglu, K. Y., Matheny, R. T., Matheny, D. G. (2008). Huevecillos de Anthropophthirus capitis en momias de la tradición Chinchorro, Camarones 15-D, Norte de Chile. Chungara Revista de Antropología Chilena, 40(1), 31–40.

Autor(es): Mario A. Rivera, Kosta Y. Mumcuoglu, Ray T. Matheny y Deanne G. Matheny.

ResumenMuestras de cabello de siete momias del sitio Camarones 15-D, Chile, fechadas por radiocarbono alrededor de 2.000 a.C. fueron examinadas para verificar la presencia de piojos. En seis muestras de cabello se encontró huevos del piojo Anthropophthirus capitis. Se obtuvo un total de 460 huevos de los que 108 (30,7%) estaban operculados, tratándose de huevos que no habían sido eclosionados antes que el huésped muriera. En una muestra de cabello, se aislaron 98 huevos operculados y 265 no operculados.

ReferenciaRivera, M. A., Mumcuoglu, K. Y., Matheny, R. T., & Matheny, D. G. (2008). Huevecillos de Anthropophthirus capitis en momias de la tradición Chinchorro, Camarones 15-D, Norte de Chile. Chungara Revista de Antropología Chilena, 40(1), 31–40.

Rivera, M. (1975). Una hipótesis sobre movimientos poblacionales altiplánicos y transaltiplánicos a las costas del norte de Chile. Chungara Revista de Antropología Chilena, 5, 7–31.

Autor(es): Mario Rivera.

Resumen: En nuestro interés por trabajar y mostrar el desarrollo del proceso de agriculturización relacinando factografía de plantas economicamente significativas al hombre, asociadas a rasgos culturales que corresponden a sitios arqueológicos de distintos desarrollos e identidades culturales, ubicados en el área de Arica y destacando en esta secuencia los principales elementos foráneos al área por cada período, hemos obtenido el comiezo de una inquietud que queremos presentar como hipótesis doblemente válida. Primero, buscar una explicación a varios elementos culturales que se encuantran en la secuencia arqueológica de la costa ariqueña y que corresponde a desarrollos culturales de otras latitudes, incluso algunos elementos que ecológicamente pertenecen al Amazonas y tierras bajas orientales tropicales. Segundo, a través de la hipótesis ya sostenida por Saur (1950) y recientemente Lathrap (1070) de una vinculación entre Amazonas y Altiplano, en donde es importante el área de Mojos, trabajada tempranamente por Nordenskiöld (1913 y 1931) y últimamente por Denevan (1966). Tomando algunos ejemplos del Amazonas, casos etnológicos específicos, hemos podido contrastar situaciones bien claras que nos parecen importantes desde el punto de vista de un posible mecanismo de flujo poblacional. Argüimos, además que una causa de presión demográfica por un desbalance en el sustento porteíco pude ser suficiente para la derivación de grupos poblacionales.

Referencia: Rivera, M. (1975). Una hipótesis sobre movimientos poblacionales altiplánicos y transaltiplánicos a las costas del norte de Chile. Chungara Revista de Antropología Chilena, 5, 7–31.

Moraga, M., Aspillaga, E., Santoro, C., Standen, V., Carvallo, P., Rothhammer, F. (2001). Análisis de ADN mitocondrial en momias del norte de Chile avala hipótesis de origen amazónico de poblaciones andinas. Revista Chilena de Historia Natural, 74, 7

Autor(es): Mauricio Moraga, Eugenio Aspillaga, Calogero Santoro, Vivien Standen, Pilar Carvallo y Francisco Rothhammer.

ResumenLa hipótesis del origen amazónico de las poblaciones andinas basada en el análisis de marcadores genéticos nucleares es contrastada haciendo uso de ADN mitocondrial antiguo aislado de restos esqueletales de poblaciones prehistóricas del Valle de Azapa, Arica, Chile. Se analizaron 42 muestras de las cuales 32 rindieron amplificados para los cuatro marcadores amerindios permitiendo su tipificación. La distribución de haplogrupos (A: 31,2 %, B: 21,9 %, C: 31,2 %, D: 3,1 % y otros 12,5 %) relaciona genéticamente a las poblaciones estudiadas con grupos amazónicos y andinos actuales. El número de muestras analizadas no permite aún una subdivisión por fases cronológicas con el objeto de poner a prueba las hipótesis planteadas por arqueólogos y bioantropológos para explicar la microevolución biocultural de las poblaciones estudiadas.

ReferenciaMoraga, M., Aspillaga, E., Santoro, C., Standen, V., Carvallo, P., & Rothhammer, F. (2001). Análisis de ADN mitocondrial en momias del norte de Chile avala hipótesis de origen amazónico de poblaciones andinas. Revista Chilena de Historia Natural, 74, 719–726.

Llagostera, A. (2003). Patrones de momificación Chinchorro en las colecciones Uhle y Nielsen. Chungara Revista de Antropología Chilena, 35(1), 5–22.

Autor(es):

Autor: Agustín Llagostera.

Reseña: Se analizan dos colecciones de cuerpos humanos momificados procedentes del norte de Chile, asignados al Complejo Chinchorro. Una de ellas fue recolectada por el arqueólogo alemán Max Uhle en la costa de Arica y, la otra, por el aficionado danés Ancker Nielsen en las proximidades de Iquique; ambas, durante las primeras décadas del siglo XX. Se describe y reconstruye gráficamen- te, con la mayor rigurosidad posible, dentro de lo que ha sido factible rescatar los ejemplares de estas colecciones. Se distinguen dos patrones de momificación, de acuerdo al material utilizado para rellenar los cuerpos, sea éste totora o material arcilloso. Destaca el primer tipo por tratarse de una sofisticada modalidad, no descrita para otras colecciones, la que además presenta casos de reposición de piel en vendajes y luego embarrilamiento total de tronco y/o extremidades, con lienza1. Para la colección Uhle se dispone de una fecha radiocarbónica de 3690 + 60 a.p., con lo que estas colecciones y sus patrones de taxidermia funeraria se adscribirían como manifestaciones tardías dentro del Complejo Chinchorro.

Reseña: Llagostera, A. (2003). Patrones de momificación Chinchorro en las colecciones Uhle y Nielsen. Chungara Revista de Antropología Chilena, 35(1), 5–22.

Bittmann, B. (1982). Revision del Problema Chinchorro. Chungara Revista de Antropología Chilena, 9(2), 46–79.

Autor(es): Bente Bittman

Resumen: Los cuerpos momificados artificialmente, que pertenecen al "Complejo Cultural Chinchorro" del norte de Chile, han concitado considerable interés antropológico desde que Max Uhle iniciara su estudio en detalle a comienzos de este siglo. Los fechados radiocarbónicos sitúan en el quinto milenio A.C. las evidencias más tempranas de las prácticas mortuorias que incluyen momificación artificial. En este artículo se discute brevemente las implicaciones sociales y religiosas del empleo de tiempo y recursos relacionados con los rituales religiosos, como asiumismo la distribución conocida de la momificación artificial en el área andina. Además se resume y evalúa la investigación que analiza las poblaciones Chinchorro y que ha sido publicada. Finalmente, se discuten algunos problemas fundamentales sobre los cuales la investigación actual y futura podría orientarse provechosamente.

Referencia: Bittmann, B. (1982). Revision del Problema Chinchorro. Chungara Revista de Antropología Chilena, 9(2), 46–79.

Contacto:

  • Telefono: +(56) (58) 2205549

Boletín:

Recibe en tu mail las principales informaciones del Plan de Gestión y Protección de Sitios Chinchorro suscribiéndote al boletín bimensual.

PLAN DE GESTIÓN DE SITIOS CHINCHORRO

UNIVERSIDAD DE TARAPACÁ